Desde Dubai, Diego Armando Maradona volvió a disparar contra la actualidad institucional del fútbol argentino. Para "El Diez", la AFA es "un fierro caliente" y pidió dejar atrás el pasado para pasar a una nueva etapa.

"A la AFA hay que meterle una granada y hacerla toda nueva", sostuvo con firmeza, y cargó contra las reminiscencias del pasado, vinculado al fallecido Julio Humberto Grondona. "No tiene que quedar ningún fantasma, tenemos que correr a los corruptos. Yo sigo viendo a dirigentes que estuvieron con Grondona entrar a la AFA. Eso es inadmisible", planteó.

 

Además, reavivó su enfrentamiento con Juan Sebastián Verón, quien tomará el puesto que Marcelo Tinelli dejó vacante como director de Selecciones Nacionales. "Yo le digo a (Daniel) Angelici que Verón no está capacitado para reemplazar a Tinelli en la Selección. El 8 (de mayo) voy a hablar con Infantino. La AFA necesita de la FIFA para salir del pozo. Si ponemos a cualquiera, estamos queriendo volver a lo que ya pasamos, y es duro".

El último cruce entre Maradona y Verón

Al ser consultado sobre la posibilidad de que Jorge Sampaoli sea el próximo entrenador de la selección argentina, dijo que el actual DT del Sevilla de España "está muy inflado". "Está entre los candidatos pero no creo que sea el justo, el que viene y resuelve las cosas", agregó en diálogo con "El Superclásico" por Radio Rivadavia.

Aunque evitó dar el nombre de su favorito para suceder a Edgardo Bauza, deslizó su candidatura para volver al elenco nacional. Aseguró que está "vigente e intacto" y que está "en la misma grilla de partida" que todos los nombres que circulan. "El director técnico adentro mío no murió", recalcó.

Diego Maradona dijo que sigue vigente como entrenador

En otro plano, se refirió al presente de Boca, que empató sus últimos dos partidos del campeonato y perdió algo de terreno en la cima de la tabla. Opinó que el responsable de este presente del "Xeneize" no es Guillermo Barros Schelotto, sino los futbolistas.

"(Ante Rafaela) a Boca no lo vi bien, no se pudo acomodar nunca en la cancha. Guillermo no es cuestionado, yo no lo cuestiono. Sí a los jugadores de Boca. La camiseta de Boca no se la pone cualquiera, pero cuando te tiran a la cancha, poné todo. Si no, jugás un partido y desaparecés", concluyó.