Santiago del Estero, Argentina | Domingo 17 de Diciembre del 2017
 
 

Roger Federer agiganta su leyenda: venció a Rafael Nadal


El suizo venció al español por 6-3 y 6-4 en la final del segundo M-1000 del año

 

MIAMI.- Roger Federer sigue sumándole épica a su extraordinario regreso al tour, otra vez frente a su clásico rival: después de conquistar Australia e Indian Wells, el suizo venció a Rafael Nadal por 6-3 y 6-4 en una hora y 34 minutos de juego y se coronó campeón también en el Abierto de Miami. En condiciones climáticas casi insoportables, con 28º grados de calor y una humedad del 82%, Federer no dio pruebas de sus 35 años ni del desgaste de haber sumado casi diez horas durante el torneo. En las tribunas, más de 14.000 personas se abanicaban con lo que tenían a mano para intentar paliar un calor abrasador que hacía transpirar incluso a quienes eran testigos de la batalla entre dos de los más grandes tenistas de la historia.

Nadal creció con respecto a su nivel en Indian Wells, pero Federer fue otra vez implacable y brilló sobre el cemento del Crandon Park para hilvanar su cuarto triunfo consecutivo frente al manacorí en una rivalidad cuya diferencia en favor del español sigue acortándose: el español ahora aventaja al suizo por 23 a 14.

El primer set fue parejo y de altísimo vuelo. Ambos tuvieron varias chances de quiebre pero fue Federer el que concretó en el octavo game para quedarse con el servicio del español y cerrar el set con su saque. En el segundo parcial, y si bien Nadal debió multiplicar esfuerzos para sostener su servicio, otra vez llegaron emparejados a la instancia decisiva hasta que el suizo volvió a quebrar en el momento justo: Federer asestó un golpe de nocaut en el noveno juego y volvió a sellar el resultado con su saque.

Federer impuso condiciones con su drive, con la que convirtió 19 de sus 29 winners durante el partido. Nadal luchó pero quedó desdibujado con la que probablemente sea la versión más completa en la carrera del suizo. La frustración de Nadal era evidente: ni habiendo mejorado pudo imponerse a un Federer que ya celebró las tres ediciones que entregó en este 2017 su eterna rivalidad. El suizo, quien será número cuatro del mundo desde el lunes, tiraniza el circuito: perdió apenas un partido en lo que va del año y se quedó con los tres títulos más importantes de la temporada.

Con los tres títulos en la valija, Federer completó su retorno en una forma que sorprende hasta a él mismo y descansará hasta la gira de polvo de ladrillo, en donde Nadal intentará de una vez por todas ganarle en un 2017 en el que la leyenda suiza parece invencible.