El ex presidente de Racing, Juan De Stéfano, sufrió un secuestro anoche por parte de cuatro personas que lo interceptaron en su casa de la localidad de Sarandí y lo liberaron en Wilde, luego de que su hijo pagara un rescate.

"Anoche fui a una reunión de laburo y volví a las once y cuarto de la noche. Yo guardo el coche en un garage que está a 50 metros de mi casa en Sarandí. Cuando salí, bajaron cuatro monos de un auto; peleamos un rato, me redujeron y me tiraron adentro del coche", relató el propio dirigente futbolístico.

De Stéfano dijo que lo liberaron casi dos horas después de "pasearlo"con el automóvil en la bajada de Wilde del acceso Sudoeste, cuando su hijo les pagó una suma de dinero que no quiso revelar, pero que fuentes cercanas a la investigación aseguraron que se trató de 20.000 pesos.

La tensión que vivió el ex dirigente fue tan intensa que en un momento optó por entregar su vida, dado que se negó rotundamente a brindar el acceso de su hogar a los delincuentes. "Les dije que prefería que me maten antes de que entren a mi casa. Te exigen, te ponen contra el piso, pasás a ser nada porque son cuatro con armas. Te maltratan, te pegan, pero a mi casa no entran", contó en diálogo con C5N.