Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 18 de Octubre del 2017
 
 

Descubren otro acto criminal de ingenio tucumano en rios del sur provincial


En menos de 24 horas se descubrieron focos de contaminaci?n en lechos de agua que desembocan en El Frontal, Santiago del Estero. Los desechos industriales provocaron mortandad de peces en los r?os Sal? y Gastona, seg?n documentaron pescadores y funcionarios de la vecina provincia.

 

Raúl Carlos Abate y Lionel Suárez, fiscal de Estado y defensor del Pueblo de Santiago, respectivamente, realizaron un vuelo en helicóptero para observar el estado del arroyo Mixta. “Hemos podido comprobar que por el lecho corría agua de un color verdoso claro, muy raro, lo que develaba la presencia de algún líquido químico”, dijo Abate.

El fiscal de Estado santiagueño añadió que se siguió el curso del agua y se comprobó que el derrame provenía de un ingenio de la ciudad tucumana de Leales, aunque no dio precisiones. “Hemos bajado en el lugar y hemos tomado muestras del agua para que sean analizadas, y podamos saber qué tipo de químicos se están derramando al curso de ese arroyo”, destacó el funcionario que adelantó que iniciarán una demanda judicial contra los contaminantes.

El Gastona también

“Hasta hace una semana estábamos haciendo unas pescas hermosas en el río Gastona, pero ahora nos damos con esta mortandad de peces. Es realmente espeluznante lo que descubrimos”, aseguró Rubén Giménez que denunció en las redes sociales la contaminación de ese lecho que desemboca en El Frontal.

El guía de pesca contó que la semana pasada encontró peces tratando de escapar de la contaminación, aunque no encontró peces muertos. “El miércoles el panorama fue otro. Estaba todo mal. Remontamos 400 metros en el río y comenzamos a ver los primeros sábalos flotando. Seguimos 100 metros más y ya había una alfombra de ejemplares de esa especie y de bagres. Tuvimos que volver. También se debe destacar la cantidad de botellas que están diseminadas por las orillas de los ríos. Es un espanto observar ese paisaje”, comentó.

Otros pescadores que descubrieron la matanza dijeron que el olor a vinaza que se percibía en el ambiente era espantoso. “No se podía aguantar. El agua hasta parecía que tenía espuma en la superficie. No soy especialista, pero creo que era vinaza. Otra vez los industriales tucumanos se ríen de los acuerdos y provocan desastres naturales”, destacó Marco Herrera.

El río Gastona nace en las sierras del Aconquija y recorre varias localidades donde están instalados al menos dos ingenios. Termina uniéndose al Salí, que desemboca en El Frontal. “Este problema se repite todos los años. Supuestamente se debería controlar a la industria tucumana, pero evidentemente que nadie lo hace y por eso se producen estos desastres ambientales”, comentó Herrera.

Fernando Pedraza también aportó pruebas del desastre ambiental. “Hace unos años nos mintieron que no se toleraría más que las industrias contaminen los ríos. Pero nada de eso ocurrió. Los resultados están a la vista. Tampoco son condenados los responsables de estas matanzas. Así nunca se cambiará nada”.