Santiago del Estero, Argentina | Lunes 29 de Noviembre del 2021
 
 

Se celebra el día de la Virgen de Sumampa patrona de los transportistas


El pueblo de Sumampa, Departamento de Quebrachos de Santiago del Estero, se celebra el Día de la Virgen de Sumampa, mayormente conocida como la patrona de los transportistas. Si bien se festejan nueve días previos, el festejo oficial es el 23 de noviembre.

 

Llegan peregrinos procedentes de las provincias de Córdoba, Tucumán, Santa Fe, Catamarca y por supuesto los lugareños de Santiago del Estero. Usualmente arriban a la ciudad los 11 de noviembre cuando comienzan las fiestas patronales.

El 21 de noviembre se comienza a bendecir los vehículos de los transportistas o aquellos que quieran tener un viaje seguro. Por la tarde se procede a rezar el rosario en el Santuario de la Virgen y una misa ofrecida por el obispo. Por la noche, se realiza la tradicional marcha con antorchas con la imagen cargada por los clérigos y fieles. Finalizando la jornada, al retornar a la iglesia a dejar a la imagen en ella, se entona la tradicional serenata a la patrona de la cultura santiagueña.

El 22 de noviembre se realiza la misa por las familias a las 10 horas. A la tarde se reza el rosario, seguida de una misa, adoración y procesión nuevamente. A las 22.30 horas será la segunda noche de serenatas.

El 23, día oficial del festejo, se ofrece la misa en honor a la Virgen de Sumampa a las 7 de la mañana, en la cual posteriormente se bendice a niños y embarazadas. A horas 19 el obispo realiza una misa para todos los peregrinos. Finalizada la misma la imagen es sacada de su solar, para la procesión que recorrerá junto a clérigos y fieles por todo el vallecito de Sumampa Viejo. El cierre de los festejos es oficiado por la tercera noche de serenatas, en la cual miles de peregrinos y promesantes entonaran en alto como regalo a su madre que los cuida en cada viaje.

La historia de la Virgen de Sumampa En 1630 ,Sumampa, Santiago del Estero, Antonio Farias Saa poseía una profunda piedad mariana. Él sentía que en esas tierras debía existir una imagen de la virgen que le acompañara y ayudara a reunir a la gente en esos terrenos despoblados. Fue asi que desde Brasil mandó a traer dos imágenes: La de la Inmaculada Concepción y otra de la Virgen de la Consolación. Las imágenes desembarcaron en marzo de 1630 en Buenos Aires. Dos carros a tracción de bueyes las llevaron hacia Córdoba. Al llegar a Luján ,la carreta que transportaba a Nuestra Señora de Concepción se detuvo. Los animales que acarreaban la misma se negaban a seguir el camino. Allí quedó esa imagen, y se erigió la imponente basílica de la Virgen de Luján, patrona de Argentina.