Santiago del Estero, Argentina | Jueves 19 de Mayo del 2022
 
 

Bokalic en Catamarca: "Debemos luchar juntos, tenemos tiempos muy difíciles"


El obispo diocesano de Santiago del Estero celebró en Catamarca la misa de los peregrinos y acompañó a los miles de fieles que fueron caminando al encuentro de la Virgen Morena en la vecina provincia.

 

Monseñor Vicente Bokalic, obispo de la Diócesis de Santiago del Estero, recibió el martes a cientos de devotos que arribaron desde nuestra provincia al santuario de Nuestra Señora del Valle en la provincia de Catamarca, en lo que calificó de "un encuentro muy emotivo", teniendo en cuenta que debido a la pandemia no se hicieron estas peregrinaciones el año pasado.

Al reflexionar sobre la festividad de la Inmaculada Concepción de María de hoy, Día de la Virgen del Valle, dijo a modo de mensaje que "tenemos que seguir caminando con fe y esperanza; luchar juntos porque tenemos tiempos muy difíciles".

"Estuve recibiendo a los peregrinos que llegaron de Santiago, haciendo un poco de ruido, haciendo sentir que Santiago está invadiendo Catamarca. Realmente mucha gente ha venido desde Santiago. Fue algo muy emotivo, la gente está muy predispuesta a reconocer y celebrar, así que fue un encuentro muy lindo después de no haber podido venir el año pasado", comentó monseñor Bokalic.

Al pedírsele un mensaje en esta celebración fundamental para la Iglesia Católica, y en los momentos por los que atraviesa el país, el prelado dijo que "el mensaje de este momento es que tenemos que seguir caminando con esperanza; luchar juntos porque tenemos tiempos muy difíciles. Pensaba mientras regresaba de Catamarca, que la pobreza sigue siendo muy grande; la inflación; las cosas que aumentan permanentemente, y eso la gente pobre lo siente mucho más".

"Lo otro es el desafío de estar muy cerca de la gente que sufre. Estamos en tiempos de Adviento, preparando la Navidad, y queremos que sea una Navidad de solidaridad, de mucha cercanía, buscando la paz, porque hay muchas situaciones de agresividad y conflictos familiares y sociales y la Navidad es un encuentro de paz", enfatizó.

Finalmente, expresó: "Tenemos que estar muy atentos a tantos hermanos que están padeciendo y sufriendo. Hay que predisponerse, y el ejemplo de María es siempre el corazón solidario, no es vivir para uno mismo, sino pensando en los demás, en su gente, pero especialmente en aquellos que sufren más que nosotros".