En la actualidad, cada vez es más común ver a las personas en el supermercado dando vuelta los productos y leyendo las etiquetas. Esto se debe a que los consumidores han ido tomando conciencia de los componentes de los alimentos que ingieren, su origen y en la manera en la que estos se producen.

Un estudio de la consultora internacional Nielsen publicado en 2016, analiza los últimos hábitos y tendencias de consumo en materia de alimentos y revela datos interesantes.

El público está cada vez más familiarizado con conceptos como el porcentaje de sodio, las grasas trans, conservantes y aditivos y -al momento de elegir- probablemente el alimento con menor concentración de estos elementos sea el que se agregue al carrito de supermercado ya que siete de cada diez latinoamericanos eligen sus alimentos buscando que sean más naturales y menos procesados. 

Como la comida casera de la abuela

En ese contexto, distintas marcas están optando por tomar el camino de fomentar hábitos alimenticios más saludables, con la inclusión de productos que generen un cambio positivo en la salud de las personas. Maggi de Nestlé, es uno de los ejemplos. Con su iniciativa "Bueno de verdad", tiene como principal objetivo poder transformar toda su línea de productos para que incluyan ingredientes tradicionales como verduras, hierbas, especias y granos ricos en nutrientes de cara al 2020.

 "La comida casera tiene un impacto positivo en nuestras vidas. El compromiso de Maggi es inspirar y ayudar a la gente a cocinar buena comida con ingredientes frescos. Es por eso que estamos transformando nuestros productos con ingredientes que todos conocemos y amamos", comentó Patrice Bula, vicepresidente ejecutivo de Nestlé

Con el antecedente de la novedosa propuesta "Jugoso al Horno" que se lanzó al mercado en 2013, logró que las verduras y especias reconocidas por los consumidores sean, en la mayoría de los casos, su principal ingrediente, y a su vez, ofrecer el producto de bolsas para horno con menos sodio del mercado.

Cocinar saludable en casa

El porcentaje de sodio también es un elemento de preocupación para los consumidores y por eso Maggi está trabajando para disminuirlo en todos sus productos. Este año el compromiso por parte de la empresa es reducirlo en sus tradicionales caldos de Carne, Gallina y Verdura.

Con el fin de fomentar los buenos hábitos alimenticios, Maggi tiene una página online en donde presenta recetas, consejos y eventos de cocina para incentivar a las personas a preparar comidas más saludables con un presupuesto adecuado y, a la vez, reducir el desperdicio de alimentos.

La comida es una parte fundamental de la vida y el famoso refrán "somos lo que comemos" parece sonar cada vez más fuerte en la mente y las elecciones de los consumidores actuales.