Santiago del Estero, Argentina | Lunes 23 de Octubre del 2017
 
 

Más mujeres acuden a la Justicia para preservar a sus hijos de la violencia intrafamiliar


El Juzgado de Género comenzó a recibir con mayor asiduidad denuncias formuladas por mujeres, víctimas de violencia intrafamiliar, que tratan de preservar a sus hijos de estas situaciones y por esa razón acuden a exponer su caso en el Poder Judicial.

 

Sobre el particular, la titular de ese Organismo, Dra. Norma Morán, sostuvo que “el problema al cual nos enfrentamos últimamente, es que la víctima se apersona en el Juzgado y denuncia hechos que hace imposible la vida en pareja y perturba la vida de sus hijos”.

Una vez que ingresa la denuncia en el Juzgado, reseñó la Magistrada, se imponen las medidas pertinentes, por ejemplo, prohibición de acercamiento, exclusión del hogar, prohibición de contacto entre otras. Las órdenes se emiten y queda a disposición de la víctima, quien deberá retirarlas y presentarlas en la Comisaria del Menor y la Mujer o a la Seccional que corresponda  para que la policía se encargue de notificar al denunciado.

Sin embargo, se dan casos en los que “la víctima no vuelve porque se arrepiente o retira el oficio, lo entrega en la Comisaría y después desiste de la denuncia”, explicó la Funcionaria.

Para evitar este tipo de situaciones, es que el Juzgado de Género trabaja en un proyecto de investigar qué es lo que ocurre con las víctimas que desisten de avanzar con la acción. Si bien existe la opción de la reconciliación, puede suceder que aquella se encuentre en situaciones difíciles, como estar secuestrada o amenazada por el victimario.

Por último, la entrevistada puntualizó: “Quiero que quede en claro que el Juzgado de Género es proactivo, ya que acompaña a la víctima, la apoya en la denuncia, se les provee ayuda psicológica, existe un constante control por parte de los Trabajadores sociales y en el caso de involucrarse niños se da participación a la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF)”.

Es visible destacar que ante situaciones como estas, donde se ve afectada integridad física o psíquica de la mujer y su entorno, se activan los mecanismos de acceso a la justicia, permitiendo un inmediato tratamiento del caso en búsqueda de soluciones eficientes a las necesidades sociales.