Santiago del Estero, Argentina | Martes 06 de Diciembre del 2022
 
 

Nuevo parte médico: Alberto Fernández sufrió una gastritis erosiva con signos de sangrado


El mandatario reanudará sus actividades en la Cumbre del G20 en Bali, adonde tiene previsto una reunión con Xi Jinping, líder del Partido Comunista Chino.

 

Tras el episodio de hipotensión y mareos que sufrió Alberto Fernández antes de iniciar la cumbre global, la Unidad Médica Presidencial dio a conocer un nuevo parte oficial: “En el día de la fecha el señor Presidente de la Nación, Dr Alberto Ángel Fernández fue evaluado medicamente, se diagnóstico una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico”.

En este contexto, Alberto Fernández recibió la autorización de sus médicos para participar del encuentro bilateral con Xi Jinping, líder del Partido Comunista de China. “Salimos del hospital y vamos a la cita con Xi”, confirmó un vocero de la delegación oficial.

El segundo parte firmado por Federico Saavedra, director de la Unidad Médica Presidencial, precisó la situación de salud que sufrió Alberto Fernández a los pocos minutos de arribar al Centro de Convenciones ubicado en el hotel The Apurva Kempinski.

Hasta ese momento, el jefe de Estado no había sufrido complicaciones de salud y se encontraba de buen humor. Pero en un instante, a las once de la mañana en Bali (medianoche en Argentina), el panorama cambio para siempre. “Fue un episodio complicado, Sangró mucho y eso le provocó la descompensación”, explicó a este enviado especial un miembro de la comitiva.

Sin perdida de tiempo, en una ambulancia cedida por el gobierno de Indonesia, Alberto Fernández fue remitido al hospital General Sanglah. El ministro de Salud, Budi Gunadi Sadikin, acompañó al medico argentino Manuel Estigarribia y se puso a disposición.

En el hospital Sanglah le pusieron suero y le hicieron una batería de estudios. Con esos estudios, el doctor Estigarribia concluyó que era “una gastritis erosiva con signos de sangrado”.

Desde el hospital de BaliJulio Vitobello -secretario General de la Presidencia- describió la situación a Fabiola Yañez, que se encontraba en Roma desarrollando una actividad internacional contra el Bullying. Y minutos después de darse a conocer el primer parte, Alberto Fernández dialogó con la Primera Dama.

La emergencia médica significó que Alberto Fernández no pudo participar de las dos sesiones de debate, el almuerzo oficial y el evento organizado por Joseph Biden para analizar un fondo de infraestructura destinado a contener la ofensiva de China sobre América Latina, Asia y Africa.