La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social, realizó un operativo de control en 27 establecimientos dedicados a la fabricación de calzado, donde constató que el 64% de los empleados prestaban servicios de manera irregular.

Durante las inspecciones los técnicos relevaron 317 trabajadores de los cuales 207 de ellos presentaban alguna inconsistencia en su registración laboral y dentro de este grupo, 147 estaban totalmente en negro, sin aportes jubilatorios, cobertura social y de accidentes de riesgo del trabajo.

Tras las acciones de fiscalización y de manera inmediata, "dos contribuyentes se registraron como empleadores y 91 trabajadores fueron dados de alta en el sistema", comunicó la AFIP.

El procedimiento se llevó a cabo en talleres dedicados al aparado, armado y empaque de calzados; situados en las localidades de Lomas del Mirador, Ramos Mejía y Ciudadela, todas de la provincia de Buenos Aires, y en el barrio de Mataderos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En dichos sitios, la AFIP encontró cajas de zapatos con mercadería finalizada, identificada con primeras marcas.

Resaltó el organismo recaudador que "dada las irregularidades detectadas, los establecimientos pueden ser pasibles de multas previstas por las leyes del Régimen de Seguridad Social; y tales contribuyentes podrían ser incluidos en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales" (REPSAL).