Con datos en mano y mucha preocupación política, los gobiernos de la Argentina y Chile decidieron reforzar ayer las fronteras para evitar el eventual contrabando de armas ilegales de grupos mapuches luego de la investigación de la Justicia de Temuco, que reveló la existencia del envío de armamentos desde la Patagonia argentina a la zona de la araucanía, donde se radica el grupo Cordinadora Arauco Mareco, que tiene fuertes lazos con la agrupación Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) de nuestro país.

"Hay mucha preocupación y hemos decidido reforzar con Gendarmería, carabineros y fuerzas policiales las zonas de pasos fronterizos legales e ilegales que hay entre nuestros países ya que la evidencia de contrabando de armas es plena", explicó a Infobae un destacado funcionario del Ministerio de Seguridad.

A su vez, en el gobierno argentino revelaron que la idea es cerrar por completo los pasos ilegales que hay en las fronteras de ambos países, aunque admitieron que la tarea no será sencilla por una simple cuestión: existen unos 800 pasos ilegales frente a las 156 fronteras legales que dividen a la Argentina de Chile. No obstante, se analiza reforzar en primera instancia la zona prioritaria que sería la de la Patagonia, donde se radican los grupos mapuches violentos acusados del contrabando ilegal de armas.

Las nuevas medidas de seguridad se instrumentaron en las últimas horas a raíz de una investigación que realizó la fiscalía de Temuco, en el sur de Chile, donde registró varios mensajes de WhatsApp y de Telegram que arrojan indicios sobre el posible envío de armamento desde la Argentina a la zona de la Araucanía. Según los datos de la fiscalía, que fueron ratificados por la diplomacia chilena a Infobae, las conversaciones fueron interceptadas desde algunos de los celulares de los ocho líderes de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) y del grupo de resistencia Weichan Auka Mapu (WAM), que fueron detenidos el fin de semana en la "Operación Huracán", que realizó Carabineros. Uno de esos mensajes, entregado durante la jornada del lunes, es un diálogo entre los detenidos donde hablan del envío desde la Argentina de escopetas, 10 revólveres, 12 pistolas, unos 200 cartuchos de municiones, fusiles y otro tipo de armas.

Los nexos entre la CAM y la RAM se vienen investigando desde hace tiempo por parte de las fuerzas de seguridad de Chile y la Argentina. En el lado de Chile la protesta mapuche resulta ser más violenta que en la Argentina y en los últimos meses desató una furia en el sur chileno con la quema de iglesias, camiones y campos de colonos inmigrantes.