Santiago del Estero, Argentina | Miercoles 23 de Agosto del 2017
 
 

La Iglesia critico los ataques y la violencia de los mapuches radicalizados


El obispo auxiliar de la diocesis de Comodoro Rivadavia y futuro obispo de Neuquen dijo que las acciones del RAM lejos de ayudar a la lucha de los pueblos originarios "los suma a todos en una bolsa que los denigra a ellos mismos".

 

El obispo auxiliar de la diócesis de Comodoro Rivadavia y futuro obispo de Neuquén, Fernando Croxatto, dijo que las acciones del grupo de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) lejos de ayudar a la lucha de los pueblos originarios "los suma a todos en una bolsa que los denigra a ellos mismos".

"No podemos avalar esto, no podemos estar contentos si se afirma que van a dar la vida por esto", afirmó el purpurado en declaraciones a la prensa local. Croxatto despegó a la iglesia de los hechos vandálicos del RAM y aseguró que la Iglesia está al lado de las comunidades mapuches pero "en un camino distinto, de diálogo".

De paso por la ciudad de Trelew, donde participó a principio de semana de las actividades por el día de San Cayetano, el obispo recordó que a través de ENDEPA, los equipos de pastoral aborigen diocesana, vienen trabajando hace tiempo respecto del accionar del RAM.

"Hace varios años que venimos con esta problemática, y en esto siempre hay que distinguir una cosa es el pedido, y otras a veces qué está detrás; a veces hay grupos particulares que no son aceptados por la mayoría del pueblo aborigen, por los mapuches, que no los quieren, que no se identifican con el RAM y que siguen trabajando y luchando por la defensa de la tierra, por la defensa de sus bienes, de sus producciones, de sacar adelante la meseta, pero esto me parece que no ayuda a todo ese camino que se va haciendo, con las dificultades y abusos que se han tenido y que se siguen teniendo en muchas situaciones, pero que es un camino distinto, de diálogo, y búsqueda común de justicia", enfatizó.

Para el obispo Croxatto, muy cercano al papa Francisco, los hechos de violencia protagonizados por el RAM "en vez de ayudarlos a que los miren con compasión los suman a todos en una bolsa que los denigra a ellos mismos".

"No estamos de acuerdo con la acción del RAM, las voces que nos llegan desde la precordillera, del obispo de Esquel, que es quien más padece todo esto, es que se ve como muy tocado, muy dolido, porque mucha gente identifica como que esto la iglesia lo está apoyando o avalando por ENDEPA y nosotros no estamos avalando esto, lo que se avala desde siempre en ENDEPA es la defensa los grupos más pobres y más carenciados, la pastoral está siempre al lado del camino de los pueblos originarios, pero no esta violencia", concluyó.