"Septiembre confirma una tendencia positiva que veníamos marcando. El sector registró el quinto mes consecutivo de crecimiento en lo que respecta a producción y exportación de vehículos. De esta manera no estaremos errados al afirmar que podremos concluir el año en positivo luego de tres (2014 a 2016) con contracción en producción y exportación", dijo Joachim Maier, presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) al analizar el comportamiento de la industria en el último mes.

En ese desempeño fabril volvió a sobresalir la demanda de bienes de inversión, como son las pick up, o utilitarios livianos, y los camiones y otros equipos pesados, mientras que se mantuvo en receso la fabricación de automóviles, o bienes de consumo durables, como definen los economistas.

El fenómeno se explica tanto porque la Argentina ha logrado estándares de competitividad internacional en la producción de camionetas de gama media, aunque alta para los estándares locales, como porque en la franja de automóviles las unidades nacionales se destinan principalmente al mercado brasileño, mientras que la plaza local demanda en esa franja unidades foráneas, en especial desde el principal socio del Mercosur.

De ahí que las exportaciones se expandieran en septiembre 16,4%, y las entregas de unidades importadas a la red de concesionarios se incrementaron 26,1%, en comparación con un año atrás. En ambos casos se trató de tasas notablemente mayores que el aumento del 10,2% que acusó la producción nacional, que se vio limitada por la baja de las ventas al mercado interno de las unidades salidas de los trenes de montaje local.

El balance comercial de la industria con el resto del mundo, en términos de unidades terminadas, fue deficitario en septiembre en 32.433 máquinas, se agudizó 33,1 por ciento.

En el acumulado de enero a septiembre, el sector produjo 349.796 unidades, 0,5% más respecto de igual período del año anterior.De ese total se destinaron desde enero al mercado interno 188.347 unidades, se contrajo 10,3%, y 151.087 a la exportación, se incrementó 11,3%, en particular de pick up. En tanto las ventas de importados sumaron 452.101 máquinas, 40,9% más.

Al analizar el comportamiento de las exportaciones, el titular de Adefa señaló "el trabajo que se viene haciendo en la búsqueda de nuevos mercados que ha contribuido a los resultados positivos. Esta tarea se ve potenciada además por las señales que viene registrando Brasil, mejora que se tradujo en un incremento de 30,1% en las colocaciones en ese mercado en el último mes".

Pero ese desempeño fue insuficiente para evitar que el déficit de la balanza comercial de unidades terminadas se acrecentara 62,6%, a 301.014 máquinas, al aumentar la participación de las unidades foráneas en el mercado interno a más del 70% del total.