A horas del sismo de 7,1 grados en la escala Richter que sacudió varias ciudades mexicanaslos pedidos de ayuda y las tareas de rescate se multiplicaban. 

Varios usuarios pedían en este momento ayuda a las autoridades para que se auxilie a los afectados lo más pronto posible ya que, tanto personal como alumnos podrían estar atrapados en los escombros.