La ya detenida Milagro Sala suma complicaciones, pero por otra causa. El fiscal Diego Cussel, representante del Ministerio Publico de la Acusación, pidió que la líder de la Tupac Amaru vaya a juicio oral acusada de  "homicidio en el grado de tentativa calificado por precio o promesa remuneratoria". Los otros dos acusados son Alberto Esteban Cardozo por "homicidio simple en grado de tentativa" y Fabián Alberto Ávilapor lo mismo que Sala.

La causa, conocida como "de la balacera", data de 2007, cuando en el barrio Azopardo de la ciudad de Jujuy ocurrió un cruce con armas de fuego de dos bandas, que dejó a una niña de once años gravemente herida de un balazo en la zona abdominal. En ese entonces se ordenó la detención de  Jorge Páes y Fabián Ávila, acusados de "homicidio en grado de tentativa", a raíz de una denuncia de Cardozo, quien protagonizó el enfrentamiento y luego fue detenido.

En esta causa, Sala estuvo inicialmente acusada de "encubrimiento agravado" por favorecer a un prófugo (Páes), pero en base a las pruebas el juez resolvió imputarla por tentativa de homicidio.

En un primer momento Ávila fue detenido en la vía pública, mientras que Páes permaneció prófugo hasta mediados de febrero de 2016, cuando fue apresado en Salta y extraditado a Jujuy, donde quedó en manos del Servicio Penitenciario provincial hasta que se le concedió la libertad.

En una primera etapa, estuvo detenida imputada por "instigación a cometer ilícitos y tumultos", pero luego la Justicia jujeña dispuso su prisión preventiva en la causa por "fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión" a raíz del supuesto desvío de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales en la provincia.