Santiago del Estero, Argentina | Lunes 23 de Octubre del 2017
 
 

Más de 500 animales sueltos en rutas fueron secuestrados en seis meses


Intensos operativos de prevención de accidentes viales en toda la provincia

 

Más de 500 animales que deambulaban sueltos por rutas y caminos de toda la provincia y que representaban un peligro para la vida de cientos de conductores, fueron secuestrados en los últimos seis meses por efectivos de la División Montada, dependiente de la Dirección General de Seguridad.

Con el objetivo fundamental de prevenir accidentes viales, desde la Jefatura Central de Policía se diagraman e impulsan controles diarios sobre las principales rutas nacionales, provinciales y caminos vecinales que surcan todo el territorio santiagueño.

De esta manera, la mencionada repartición de la Policía de la Provincia busca generar conciencia sobre los propietarios de los animales, acerca del peligro que representa la presencia de los mismos sobre la ruta o a la vera de las mismas. 

El libre deambular de animales de distinto tipo, desde yeguarizos, vacunos, caprinos, asnos, porcinos, etc. conforman un factor clave en los siniestros viales, sobre todo, en las zonas rurales atravesadas por rutas. 

Desde este análisis, la División Montada diariamente se distribuye en todo el extenso territorio de la provincia para prevenir, que los animales circulen sin protección o al mando de su propietario.

En julio, salen a remate más de 100 animales:

Durante los próximos días de julio, se concretará el segundo remate de animales que fueron secuestrados desde rutas y caminos vecinales y que fueron secuestrados por la División Montada . Actualmente, la totalidad de animales secuestrados suma 130, entre ellos: 22 vacunos, 70 yeguarizos, 14 asnos, 11 mulares y 13 caprinos.

Estos son secuestrados en distintos procedimientos de control y son trasladados hasta los corrales de la División Patricios Montados, en donde son albergados hasta el correspondiente reclamo y pago de multa de los propietarios. En caso de no presentarse los dueños, en un tiempo determinado son rematados.